Hemos vuelto¡¡¡

Ya estamos aquí¡¡ Nos ha costado dar señales de vida por el cansancio que todavía llevamos en el cuerpo… la vuelta a la rutina… el choque mental de encontrarte con lo que dejaste atrás… pero hemos vuelto¡¡¡

Tras más de 36 horas de vuelo… perder un enlace y alguna que otra aventura… como atravesar París a todo gas en un taxi…llegamos a Madrid donde nos recibieron con mucho cariño¡¡¡

Publicado en Regreso | Etiquetado , | Deja un comentario

Fiesta de despedida en La Chureca

Hoy… ha sido un día muy especial¡¡¡ En La Chureca nos han hecho una fiesta de despedida que ha sido muy emocionante… Estas personas que tienen tan poco dinero… tienen un corazón enorme¡¡¡

Nos han preparado comida, un pastel enorme (queque se llama aquí), juegos, música, la pancarta que os adjunto en la foto… E incluso han recaudado unos córdobas entre todos para regalarnos una camisa para Nuria y otra para mi… Además, la alegría, el cariño y la expresividad de esta gente que es lo que nos ha llenado el corazón¡¡¡¡

No tengo palabras para agradecer las muestras de afecto que nos han manifestado no sólo hoy… sino todos los días que hemos estado en La Chureca¡¡¡¡

Muchos besos

Maritza

Publicado en Chureca, Durante | Etiquetado , | 4 comentarios

Me ha robado el corazón

Ella dice de mi que soy “una ladrona que le ha robado el corazón”… pero Lorgia es quien ha conseguido que yo dejé un gran pedazo del mío en La Chureca…

Es una mujer dura por fuera que tiene unos sentimientos que en ocasiones le cuesta expresar… pero cuando consigues que se abra es pura sensibilidad en estado puro…

Es luchadora, trabajadora, generosa… No tengo palabras para definir a esta persona tan… tan… especial…Un ejemplo para cualquiera¡¡¡¡

Besos

Maritza

Publicado en Chureca, Durante | Etiquetado | Deja un comentario

Esos locos bajitos

Ayer por la tarde fue un día escolar. Fui con los catalanes a ver un colegio de refuerzo educativo que está mantenido por otros catalanes. Es increíble ver cuántas cosas se pueden lograr con unos cuantos dolares. Y con la colaboración de todos, claro, porque las madres, además de comprometerse a que los niños asistan al cole, limpian la escuelita. Lo más divertido es que, como suele ser habitual en estos países, enseguida te rodea un grupo de niños (los caramelos también ayudan, ellos lo saben). María, la hija de una catalana, y yo, nos pusimos a jugar con ellos. Cada cosa que les hagas, por simple que parezca, es recibida con gran algarabía. Qué agradecimiento.
Después volví a Casa hogar, precioso nombre para ese proyecto del que ya os hablé, y que es de acogida para niñas abusadas. Para mi sorpresa se acordaban de mí y me recibieron con muchos besos. Y siguieron sonriendo. Nos enseñaron sus habitaciones y es curioso el contraste entre su vida, tan dura, todavía rodeada de muchos ositos de peluches ¿Seguimos intentando recuperar la niñez perdida? Nos volvemos a encontrar con el Padre Arnaldo, que es que montó este proyecto y el samaritanas (atención a mujeres prostitutas) con Indiana. Tengo unas ganas enormes de encontrármelo con más tiempo y tirarle de la lengua, para extraer de él esa confianza en la vida y en las personas, que tan bien transmite. Allí estaba, sentado, hablando con una de las niñas que llegó la semana pasada. Son tres hermanas, que en principio casi no hablaron; pero ahora la veo ahí sentada, con el padre Arnaldo….y hasta sonríe, mientras le va contando cosillas bajito, casi en secreto. Pronto empezará a hablar más y se sentirá más a gusto.
Después fuimos a Natras. Recogen a niños de la calle y les dan refuerzo escolar. La mayoría de ellos van al cole de los Ginchos, que es el proyecto que apoyan las catalanas que están aquí. Tienen becados a 25 alumnos, a razón de 5 nuevos al año, para que vayan a la universidad. Todo un reto para estos chavalos que se encuentran en un situación familiar y social tan precaria. Esa escuela ya se ha hecho bastante grande, y está muy bien organizada. tanto, que después de lo visto, te parece una maravilla. Pero solo es así porque las profesionales que trabajan allí son muy apañadas y se dejan la vida en ello. Detrás de cada alumno hay una historia familiar tremenda. La escuela, puede ser la oportunidad de salida; y Natras es otra (o el complemento). Allí ha trabajado Lola, la más joven de nuestro grupo, durante este mes. Lola es pura frescura, espontaneidad y entusiasmo. Los chavalos estaban como locos con ella..y seguro que la echarán muchísimo de menos.
Pues, como decía, ayer era una especie de clausura, aprovechando la ocasión de que los cooperantes se van, y otras aportaciones se han terminado. Nos hicieron unos teatros geniales, especialmente uno de violencia intrafamiliar (con una fantástica actuación de Lola, que salía la pobre del hospital, después de que por fin la pusieran un buen pinchazo para la picadura de “araña” que la ha tenido loca 10 días). No lo habían ensayado. Pero como decía Indiana, no hace falta , porque muchos por desgracia se saben el guión porque es lo que viven habitualmente en su casa.
Nos enseñaron todos sus trabajos, sus bailes, sus proyectos…. Regalos de la vida.
Hoy he vuelto a churequear, a mi escuela. Se venía Lola, como mañana harán Marta y Olga, para conocer la Chureca. Me dejaron en la clase del primer día, en Primero. Siguen con su alboroto, levantándose cuando les apetece y un poco a su aire. Y cuando la profe sale….zas, la revolución. Pero más o menos les llego a controlar (eso sí que es un eufemismo, me conformaré con creer que conseguí que no derrumbaran la clase) con una competición en matemáticas. Hacen sumas pero realmente, el resultado, lo que es el resultado, no es lo que más les interesa. Me miran con sus enormes ojos, pensando: “Esta gringa, que manía tiene de decir que está mal, si con poner un número debajo vale”.
Como hoy no hay grigos (los otros, los yanquis, los de siempre, aunque aquí también somos gringos los españoles) tienen hambre y la hora de la comida es una delicia….salvo cuando a uno se le cayó todo su cuenco….pero están calladitos…..salvo cuando una devolvió….y se comieron todo….salvo en el rato que todos imitaban al que había devuelto (glup, esto supera a mi paso por el comedor escolar)
Y luego algo de lengua. No, consigo que me hagan los dibujos sobre como es su vida. Hice lo mismo en España con mis alumnos, y los resultados…ya lo veréis. solo que no tenían colores y con los que les di (recordáis? para cosas de esas eran las camisetas) no tenían ni para empezar. Sobre todo, porque la mitad de ellos, según cogía un rotu se lo guardaban. Es complejo analizar los dibujos por correo….y os remito a una exposición que haré sobre ello.
A nada que te descuidas están con la mochila puesta: ya han comido, poco queda que hacer en el cole (eso lo deberíamos saber todos).
Esta tarde me toca aprender piñatas…pero ese es otro proyecto que ya os contaré.
Muchos, muchos besos desde la triste cuenta atrás (aunque tengo muchas ganas de veros a todos)
Nuria
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Encuentro

El domingo era la evaluación con los de La Chureca.Indiana llevaba tiempo preparándolo , nerviosilla y haciendo trabajar a los de su alrededor a cien por hora. Como siempre, fuimos en el autobús escolar , ese del primer día, a buscarles. Se suponía que irían 50 y también se suponía que habíamos quedado a las 7. Cuando llegamos, pitando sin parar (aquí le dan marcha a todo) solo estaban unos cuantos, con niños (su suponía que solo vendrían mayores); pero eso de esperarles entraba en el guión. Aprovechamos para hacer alguna foto, pocas, porque llevar una cámara allí supone un gran riesgo. En ese momento, pasó uno de los autobuses que circulan por allí sin parar y de los que cuelgan chavalos. Y de pronto, frenazo, sale Indiana corriendo y, al poco, todos los de nuestro autobús se bajan. Uno de esos chavalos del camión se había caído y estaba atrapado -ligeramente, menos mal- entre las ruedas del camión. Seguramente que se rompería algún miembro, pero !no fue nada! (eso decían ellos). Eso sí, cuando por fin conseguimos que vinieses todos y emprendimos la marcha, comenzaron rezando, diciendo que a cualquiera de ellos en cualquier momento les podía pasar. Pero ya iban contentos, todos arreglados como siempre que salen de la Chureca (cuesta saber cómo consiguen salir de allí tan requetelimpios). Después de un mes por aquí, y de lavar mi ropa (poca) a mano y cepillo (lo hace una mujer encantadora en casa de Indiana), la que iba peor era yo. Parecíam los papeles cambiados.
El lugar al que fuimos era espectacular. Ya habíamos estado en Catarina, pero nos habían prestado la hacienda los salesianos y las vistas eran increíbles. Los churequeros estaban felices.
Comenzamos las dinámicas, para crear conciencia de grupo, y que se autoevaluaran y evaluaran. Surgieron buenas ideas, muy buenas,  tienen cosas muy importantes que aportar, sobre todo al respecto de sus microcréditos.
Tiempo para comer: nocatamal, una deliciosa comida envuelta en una hoja enorme, de patata y carne (poca), que tomamos entre risas y charlas. Al poco, me fui a jugar con los chavalos, pero pronto me dejaron extenuada. Tienen todavía más vitalidad que los nuestros, estaban todavía más activados de lo normal ¡Ay, mis hiperactivitos!
La nota más tierna de la jornada creo que fue cuando dibujaron cómo sería su centro de microcréditos ideal, y ellos dibujaron una casa para españoles, para tneernos cerca para cuando fuéramos allí.
Conozco por fin a la Moncha, una auténtica institución en La Chureca. Es la que suele salir en todos los vídeos y reportajes. Me cuenta su vida, dura durísima para variar, sus 11 hijos (que ella sola se ha parteado), sus 3 maridos, sus tres negocios sin saber leer ni escribir, sus mil horas de trabajo…. Hooy Indiana consiguió que fuera al encuentro: para ella es un día perdido, porque hay que trabajar, trabajar, trabajar……
Más actividades, carreras, juegos, risas, caras serias. Hacen la representación de los microcréditos. Y, como sorpresa para Indiana, las mujeres del viernes le hacen la representación de la telenovela. Me encuentan que llevan ensayándola 2 días. Tengo suerte, Marta me prestó su cámara y puedo grabarlo. Están crecidas, y es tan bueno su guión como las aportaciones espontaneas del públco. Qué grandes
Y vuelta, auténticamente cansada pero feliz. Como siempre, historias y más historias: una te cuenta que se va a separar de su marido, que ya no la habla como antes (eso puede ser normal, pero aquí , cuando te dicen eso, es que a él se le va la mano); u otra, que me cuenta que su marido tiene SIDA (ya Indiana me ha pedido a ver si puedo conseguir retrovirales), un chaval joven y con mucha fuerza, de los más listos de La Chureca, y también me pide ir a España (me pregunta si con 50 euros tiene para el billete), me pide que le acompañe a su graducación (supongo para que contribuya) y por pedir me pide hasta mis pantalones, a estas alturas llenos de rotos.
Voy sentada al lado de un chaval que van a operar el viernes, porque le salen bultitos en la boca, no se sabe por qué (aunque viviendo donde vive, se puede entender). Bromeo con él para ver si me da un pan que se acaba de comprar. Le ofrezco hasta 4 caramelos por un mordisco y le pregunto a la madre si es que no le gustan los caramelos. Sí – me responde – pero es que es pan.
Otra dimensión, sí. Aprovecho, para que sin que se dé cuenta – llenarle la bolsa de pan de caramelos. Me hubiera gustado ver su sonrisa, sin los paletos y a falta de algún diente más- al darse cuenta de su ganancia.
Esta noche sí que dormí bien. Procuro no pensar demasiado al tumbarme. Si no, las historias de unos y otros se agolpan en mi cabeza y no paro de darle vueltas en la cabeza. Hoy conseguí que la historia de primera hora de la mañana, la del camión, se vaya digeriendo.
Nuria
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Relax… y trabajo intensivo

Este fin de semana hemos tenido una cal y otra de arena… El sábado nos acercamos a conocer León y nos encantó… Es una ciudad más grande que Granada y muy bonita… Paseamos, compramos algún regalito, fuimos al Museo de Rubén Darío, estuvimos en la Catedral donde se estaba celebrando una fiesta de los 15… perooooooooooooooooooooo…resulta que ese día estaba el señor presidente por los alrededores y no nos pudimos tomar una “Toña” fresquita… prohibido el alcohol… por si eso de los alborotosssss…

El domingo a Nuria y a mi nos tocó trabajar porque se reunían los usuarios de los microcréditos para realizar la evaluación anual de cómo les había ido con las ayudas recibidas y sus sugerencias para el proyecto… Asins que Indiana preparó un autobús y recogimos en la Chureca a más de cincuenta personas (entre adultos y niños) y nos fuimos con Roberto a realizar dinámicas de grupo, juegos, actividades teatrales… El entorno… espectacular¡¡¡ Además, fue una experiencia inolvidable pero…volvimos con un cansancio espectacular… Lo más importante, las ganas que tienen estas personas por salir adelante y luchar por un futuro mejor…

En mi corazón noto que se me remueven sentimientos por personas concretas con las que me es más fácil comunicarme…Tengo manifestaciones de cariño que seguro… no voy a olvidar¡¡¡

Besossssssssssssssss

Maritza

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Pensar

Recuerdo que los viernes es el día que tengo para los talleres. El de hoy era pensar: seguíamos trabajando autoestima, pero todo guiado por el árbol que os comenté el otro día. El primer día “Sentir”, trabajamos las raíces del árbol; el segundo, “pensar” qué cosas interiores o exteriores pueden afectar al árbol. Era con mis mujeres de La Chureca. E iba a tener un reto más: Indiana se iba con el grupo de catalanes a enseñarles en basurero en sí, y no iba a tener su apoyo en el taller.
Poco a poco iban llegando, todavía más en cuentagotas que el día anterior. Aproveché para jugar con algún niño: pero se empeñaban en subirse a los árboles, y más cuando comprobaban la cara de horror que ponía yo ante cada una de sus piruetas. Eso era lo que verdaderamente les divertía.
Al final empezamos la sesión. Mientras me la preparaba con Olga, seguía con mi duda de cómo orientarlo: no podía ser con nada escrito, porque alguna no sabe leer ni escribir; ni demasiado técnica; ni tengo medios … Y surgió la idea: una teatralización ¡A ver qué sergía!
Conté con la ayuda de una de ellas, Greta, que con gran desparpajo se puso a intervenir, a recordar lo que habíamos tratado ¡Buen comienzo! Y llegó el momento del teatro. Como de primeras parecen no entenderme, digo ¡como una telenovela! ZAS Toqué la piedra perfecta. Aquello fue en ascenso, cada vez se metían más en el papel, algunas estuvieron grandiosas, geniales actrices. Y así es como nos enteremos de los malos tratos, ofensas, de su sentimiento de mujeres tanto en cuanto son madres…. Parece que alguna cosilla sí se les puede quedar. El final: se lo han pasado tan bien que este domingo, cuando tenemos la evaluación en un lago precioso (Indiana procura que cuando sale con ellos de paseo sea a lugares singulares) lo van a volver a representar: incluso ya hablaban de repasarlo, de disfrazarse… A ver que sale. Pero yo me quedo que durante un buen rato se creó una buena comunicación, que nos reimos como locas, y que disfrutaron. Sigamos buscando pequeños objetivos. Para mí, este está más que conseguido.
Los catalanes no pudieron subir al basurero pero ¡quién dijo no a Indiana! Por supuesto que ella no se iba a rendir tan rápidamente. De manera que lo volvimos a intentar, esta vez todos juntos.
Me alegró ver que efectivamente, más del 90 % está sellado (aquello, hace tan solo 4 años, era dantesco…aun más dantesco). Lo visto, por desgracia lo esperado: decenas de hombres buscando entre la basura (aunque ya quedan pocos. ERan sobre las 11 y ellos comienzan a las 5 de la mañana). Los camiones llegan incansablemente y vuelcan los desechos. Entonces, las personas se agolpan a su alrededor y rebuscan. Allí conviven zopilotes (buitres negros, horrorosos), personas, perror, caballos y supongo que otros muchos animales no tan visibles a simple vista. También hay niños: veo a dos, pequeñísimos, aparcados en un ladito supongo que mientras su madre rebusca entre la basura. Ellos están jugando, como si la historia no fuera con ellos. Pero hay más, aunque en su cara y expresión lleven una mirada de hastío que quiera burlar a la niñez, con sus ganchos con los que rebuscan, inevitablemente desmesurados para unos cuerpos tan pequeños. Pero no, ellos se quieren sentir mayores, porque ya trabajan, y marchan arriba y abajo colgados en la parte posterior de los caminiones de basura, mientras nos lanzan una mirada burlona ¡Estos gringos, qué vendrán a hacer aquí!
Y ya llega el fin de semana, qué corta la semana, aquí, donde se vive a lo ancho se pasa el tiempo volando. Creo que alguien pretende burlarme porque no es posible que los días pasen tan rápido, y a la vez tenga tantas vivencias y de tanta intensidad.
Seguirmos con la suerte de hablar con estos catalanes y comparto ideas y sentimientos con ellos, que conocen bien la realidad nica. Es un tema interminable, al menos por ahora.
Mañana toca visita a León , al de aquí.
Os deseo que paséis buen fin de semana, allí
Besos
Nuria
Publicado en Uncategorized | 2 comentarios